Masaje Infantil Madrid

PROBLEMAS EN LA LACTANCIA MATERNA

El inicio e instauración de la lactancia materna, en muchos casos es una de las etapas más duras e intensas del posparto (puerperio). Nuestra moral y autoconfianza en la tarea de dar el pecho a nuestro bebé, se puede ver amenazada cuando además aparecen algunos problemas propios de la lactancia. Algunos de los más frecuentes son las grietas en los pezones, la mastitis, problemas con el enganche, depresión posparto, incluso a veces la falta de comprensión de nuestro entorno social y familiar.

¿Quieres saber en qué consisten? A continuación te explicamos con más detalle algunos de estos problemas relacionados con la lactancia materna y nuestras recomendaciones para su alivio.

Ingurgitación mamaria

La ingurgitación es la sensación de plenitud, calor y pesadez que las madres experimentan en los pechos.

Ésta suele producirse un par de días tras el parto y es debido a los cambios hormonales que dan lugar a un aumento en la producción de leche, lo que se conoce como “subida de la leche”.  Los pechos producen más leche de la que el bebé necesita, produciéndose un aumento de los pechos, que suele ir acompañado de un proceso doloroso.

Suele producirse en los primeros hijos y cuando se mantiene un amamantamiento rígido con los horarios, por eso para reducir la ingurgitación es recomendable seguir los siguientes consejos:

  • Ponte el bebé al pecho desde el primer momento tras el parto.
  • Establece una lactancia a demanda.
  • Asegúrate de que tanto la posición como el enganche es el adecuado.

Si aun así se ha producido la ingurgitación mamaria, es muy importante vaciar bien los pechos por eso debes insistir en que el bebé mame para que te ayude en este proceso.

Pezón plano y pezón invertido

Hay muchas formas y tamaños de pezones, y la mayoría de ellos permiten un amamantamiento sin ninguna dificultad. Pero hay algunas mujeres que presentan algún tipo de pezón que puede presentar algún tipo de dificultad, como es el caso de los pezones planos y los pezones invertidos.

  • Pezones planos: son aquellos que apenas cambian su configuración tras los estímulos.
  • Pezones invertidos: es aquel que se hunde o desaparece dentro de la areola cuando se toca o aparece invertido con forma de ombligo en reposo.
  • Pezones pseudoinvertidos: son los que con la estimulación protuyen y en reposo vuelven a su forma invertida.

Hay que diferenciar el pezón realmente invertido del pseudoinvertido, ya que el que habitualmente nos suele ocasionar problemas a la hora del enganche del bebé es el pezón invertido.

Estas mujeres tienen que estar tranquilas porque con la ayuda de un profesional cualificado como una matrona, en la mayoría de los casos se superan estos baches iniciales y se consigue establecer una lactancia materna satisfactoria.

Candidiasis del pezón

Los problemas relacionados con la candidiasis en el pezón se producen por la presencia de hongos en esta zona.

Uno de los síntomas de la candidiasis es la presencia de enrojecimiento en la piel y placas blancas en la zona del pezón de la madre. Produce un dolor muy desagradable durante la toma (como agujas que se clavan hacia dentro).

En el caso de que presentes estos síntomas debes consultar con tu médico para que te ponga el tratamiento adecuado, pero en principio no debes dejar de dar el pecho a tu bebé.

Grietas en el pezón

Durante los primeros días de la lactancia materna, uno de los problemas más frecuentes son las grietas en el pezón. Las razones principales que explican su aparición es que ya que la piel de los pezones es muy sensible y la falta de práctica tanto de la mamá, como del bebé recién nacido, hacen que a veces se produzcan malos enganches en el pecho o posturas incorrectas a la hora de dar el pecho.

Mastitis

La mastitis es uno de los problemas más serios que se pueden producir a lo largo de la lactancia. El momento más frecuente de aparición es durante las primeras semanas, aunque también puede aparecer más tarde.

Una de las causas más frecuentes que provocan la mastitis es el vaciado incompleto de las mamas, que a veces provoca una acumulación de leche materna, que puede provocar una infección. Existen otras causas que también pueden provocar la mastitis.

Si necesitas ayuda con cualquier tema relacionado con la lactancia, puedes contactar con NatuBB y una de nuestras matronas tituladas te atenderá para facilitarte el paso por esta maravillosa pero intensa etapa inicial de la vida de tu bebé. Nos encantaría ayudarte con nuestro servicio de matronas a domicilio. Envíanos un email a info@natubb.com o escríbenos tus dudas en este formulario de contacto y nos pondremos en contacto contigo.