Masaje Infantil Madrid

SÍNDROME DE MUERTE SÚBITA DEL LACTANTE (SMSL) 

El síndrome de la muerte súbita del lactante (SMSL), es el diagnóstico que se da para la muerte inesperada y repentina de un bebé menor de un año. Normalmente, la autopsia no es capaz de revelar la causa exacta de la muerte.

La mayoría de los casos de muerte súbita en bebés se suelen producir entre los 2 y los 4 meses de vida del bebé y es más habitual en los niños que en las niñas.

 

CAUSAS  DE LA MUERTE SÚBITA EN BEBÉS 

Para comprender las causas de la muerte súbita del lactante, es necesario un estudio minucioso de la historia previa y los factores relacionados con el bebé. A pesar es estos esfuerzos, actualmente no existe una explicación tajante sobre las causas de este problema, más allá de ciertos factores y situaciones de riesgo que son considerados negativos para la salud del bebé.

La hipótesis con más fuerza a la hora de explicar las causas de la muerte súbita infantil es la relacionada con la respiración y el ritmo cardiaco del bebé, que a su vez, tienen mucho que ver con el estado y la calidad del sueño del bebé.

El masaje infantil favorece la relajación del niño y a la vez ayuda a aliviar problemas como los cólicos del lactante, los gases o el estreñimiento. Su práctica, será una ayuda para conseguir que tanto tú como tu bebé, tengáis las horas de sueño necesarias.

 

FACTORES DE RIESGO PARA LA MUERTE SÚBITA EN BEBÉS 

  • Fumar, beber o  consumir drogas durante el embarazo.
  • Bebés prematuros o con bajo peso al nacer.
  • Madres menores de 20 años.
  • Exposición al humo de tabaco tras el nacimiento del bebé recién nacido.
  • Exceso de abrigo y calor a la hora de dormir al bebé.
  • Dormir boca abajo al niño.
  • Algunos estudios apuntan al colecho como factor de riesgo para la muerte súbita del lactante, aunque este es un punto que genera posturas enfrentadas, debido a que los defensores de esta técnica no comparten esta opinión.

 

CONSEJOS PARA REDUCIR EL RIESGO DE MUERTE SÚBITA EN BEBÉS 

  1. PONLE A DORMIR BOCA ARRIBA: esta es la recomendación más eficaz dada por la Sociedad Española de Neonatología y Medicina Perinatal (enlazar a nuestra página de Dónde y cómo dormir a tu bebé) y también por la Asociación Española de Pediatría. Cuando tu bebé comience a voltearse solo, alrededor de los 5-6 meses, ya se le podrá dejar dormir en la postura que elija, pero mientras tanto, es muy recomendable que duerma boca arriba.
  2. El uso del chupete ayuda a regular la respiración y el ritmo cardiaco del bebé. La respiración del bebé es una de las causas que más peso tienen a la hora de explicar estos casos de muerte súbita infantil y la succión que los bebés hacen con el chupete, ha demostrado reducir la incidencia de este problema.
  3. Coloca a tu bebé sobre un colchón firme, no pongas almohada ni peluches en su cunita.
  4. Mantener la habitación con una temperatura adecuada, como para un adulto en camiseta corta. No abrigues en exceso a tu bebé.
  5. No fumes ni permitas que fumen cerca de tu bebé.
  6. Pasa los reconocimientos médicos de tu bebé.
  7. La lactancia materna es muy aconsejable. Se ha comprobado que los bebés alimentados con lactancia materna tienen menos probabilidades de sufrir el síndrome de muerte súbita del lactante.