Masaje Infantil Madrid

Cuidados del cordón umbilical 

El cuidado del cordón umbilical a veces se hace una tarea difícil para algunos papás, por miedo a hacer daño a su bebé o por no tener los conocimientos adecuados.  Es muy importante realizar un buen cuidado del cordón para asegurar su correcta cicatrización y evitar infecciones.

La caída del cordón umbilical suele suceder  entre los 7-10 días tras el nacimiento, pasando por varias fases  de cicatrización. Los primeros días está fresco y recubierto de una sustancia gelatinosa (gelatina de Wharton), pero rápidamente y con un buen cuidado, se empezará a secar y cambiará a un color más pardo e incluso negro, y se volverá más rígido y seco.

A medida que pasan los días, el cordón umbilical se irá secando cada vez más y comenzará a desprenderse progresivamente por su base, hasta su caída completa. Es posible que durante este proceso, la base del cordón pueda sangrar levemente. Si el sangrado no cesa rápidamente con una leve compresión, será el momento de consultar con tu pediatra.
 

Lavado del cordón umbilical, ¿Cómo se hace y qué necesito para las curas?

Es muy importante un buen lavado del cordón umbilical de 2-3 veces al día y siempre que se ensucie, para evitar que se produzcan infecciones.

  1. Colocaremos a nuestro bebé en una superficie plana y le retiraremos el pañal.
  2. Con una esponja húmeda y con jabón, lavaremos la parte superior del cordón umbilical realizando una ligera fricción, retirando los restos que pueda tener. Después lo levantaremos hacia arriba para poder limpiar también la parte inferior de la misma forma.
  3. El siguiente paso es lavar la pinza y la punta del cordón.
  4. Por último, secaremos muy bien con una gasa limpia. Este es el paso más importante, ya que un secado escrupuloso nos garantizará una adecuada cicatrización del cordón umbilical.

Hasta hace poco y todavía algunos profesionales, siguen recomendando la aplicación de alcohol de 70º, aunque las últimas recomendaciones apuntan a que un lavado bien hecho es suficiente.

Necesitarás:

  • Esponja
  • Jabón neutro
  • Gasas

 

Infección del cordón umbilical: Síntomas y señales

Es importante prestar atención a la evolución de la cicatrización del cordón. Si detectamos alguno de los síntomas abajo descritos, será mejor que acudamos a nuestro pediatra para solucionar el problema lo antes posible y así evitar posibles complicaciones:

  • Enrojecimiento y sensibilidad de la piel alrededor del cordón.
  • Secreción amarillenta y mal olor.
  • Fiebre del bebé.