Masaje Infantil Madrid

¿Cómo dormir a un bebé?: Cuánto, cómo y dónde.

Frente a la pregunta de CÓMO DORMIR A UN BEBÉ, hay que tener en cuenta lo importante y necesario que el sueño es para el bebé. Necesitan dormir muchas horas al día y por eso hay que elegir la habitación más adecuada y el lugar más seguro, para que nuestro bebé duerma tranquilo.

El sueño afecta directamente al desarrollo físico del bebé y sobre todo al desarrollo de su sistema nervioso.

¿Cuánto duerme un bebé?

Los bebés recién nacidos necesitan alrededor de 16 horas de sueño al día, en periodos de tres o cuatro horas, ya que tienen que comer entre sueño y sueño. A medida que pasan los meses, sus hábitos de sueño van cambiando y comienzan a dormir en periodos más largos (entre 4 y 6 horas seguidas).

A partir de los primeros 4 meses de vida, se produce un cambio y los bebés empiezan a dormir mejor durante la noche y en períodos más largos. Hay que subrayar este matiz, y conseguir que estos períodos de sueño más largos sean por la noche y no por el día, para mantener una buena higiene del sueño del bebé y de sus padres.

Dormir sin llantos: Recomendaciones prácticas

Nuestra labor debe enfocarse en reforzar este nuevo patrón de sueño, y para ello te damos algunos consejos sencillos que te serán muy útiles para ayudarte a dormir a tu bebé sin llantos:

  • Conviene disminuir la actividad al final del día y en caso de recibir visitas, evita en la medida de lo posible que sean justo antes de dormir al bebé.
  • Mantén un ambiente tranquilo, con luz tenue y sin ruido.
  • Un baño con agua tibia al final del día , le puede ayudar a relajarse.
  • Leer  un cuento o cantarle una nana.
  • La succión le puede relajar, ofrecerle el pecho o el chupete, si lo utiliza, puede ayudarle.
  • La práctica del masaje infantil de forma rutinaria le ayudará a dormir mejor.

Para atender correctamente las necesidades de nuestro bebé, es importante entender las señales en su comportamiento. A través del masaje infantil, mejorarás la comunicación con tu bebé recién nacido y crearás un vínculo único para toda la vida, que reforzará tu confianza en sus cuidados.

La Sociedad Española de Neonatología y Medicina Perinatal  aconseja que los recién nacidos sanos duerman boca arriba. ¡Evita poner a dormir boca abajo a tu bebé!

Teniendo en cuenta la importancia que el sueño tiene en el desarrollo del bebé, lo primero es elegir el tipo de cuna y el lugar de la casa dónde la colocaremos. Para ello puedes seguir las siguientes recomendaciones:

  • Habitación:
    • Temperatura de la habitación del bebé constante (19-20ºC).
    • Mantener un ambiente tranquilo y sin ruido.
    • No fumar  en la habitación o en el lugar donde se encuentre el bebé.
    • Mantener una buena ventilación de la casa.
    • No abrigar en exceso a nuestro bebé.

 

  • Cuna:
    • El colchón debe tener una base firme.
    • Usar sólo el colchón fabricado para la cuna de su bebé, para que no queden huecos a los lados.
    • Usar una sábana de cajón ajustada.
    • No usar almohada.
    • Retirar la cadena del chupete, imperdibles, cintas, tiras de juguetes…
    • Los barrotes de la cuna deben cumplir los estándares de homologación (distancia entre barrotes, bordes, materiales…)

 

Prácticas recomendadas para el sueño del bebé . Colecho o cama familiar

Es aconsejable que el bebé duerma cerca de vosotros, para que sepáis en todo momento si necesita algo y atenderle con prontitud. Para ello, podéis practicar el colecho, que consiste exactamente en eso (dormir cerca de vuestro bebé, ya sea en la misma cama o en su cuna cerca de vosotros). Si te interesa este tema y quieres ver más información relacionada, puedes visitar esta página sobre el colecho o cama familiar Esta práctica está muy extendida en otras partas del mundo, por ejemplo en Japón y además la recomiendan numerosos profesionales y organismos oficiales como el Ministerio de Sanidad. Existen guías al respecto, como “Dormir con tu bebe: una guía para padres sobre el colecho” escrita por James Mckenna , uno de los mayores especialistas mundiales en el tema del sueño infantil .

 

Otros métodos para dormir a un bebé: Método Estivill

El método Estivill consiste en enseñar a tu bebé a dormirse solo. Para ello, hay que empezar dejando al bebé solo durante un corto período de tiempo, aunque llore y posteriormente se acude a consolarlo brevemente. Poco a poco, hay que ir incrementando la duración de los “períodos de soledad”, para que finalmente el bebé se acostumbre a dormirse sin los papás.

Desde NatuBB desaconsejamos su práctica, ya que pensamos que la sensación de abandono que experimentan los bebés NO compensa los beneficios obtenidos. El fin nos parece bueno, pero los medios para conseguirlo no están alineados con nuestra filosofía sobre el vínculo o la relación entre padres e hijos, que es lo que tratamos de inculcar y fomentar mediante la práctica del masaje infantil para bebés.