Masaje Infantil Madrid

Cómo bañar a un bebé paso a paso

En nuestra cultura estamos acostumbrados al baño diario del bebé, pero en realidad sería más aconsejable que durante las épocas de menos calor, le bañásemos cada 2 ó 3 días, para evitar que su piel se reseque.

Al principio, el baño del bebé puede ser un momento estresante, pero comprobaréis con esta pequeña guía, que es uno de los mejores momentos para compartir con tu bebé. Pasará de ser una obligación, a ser un juego con el que disfrutaréis mucho.

PREPARATIVOS para el baño:

  • Pañal
  • Ropa limpia
  • Toalla
  • Champú o jabón para bebé.
  • Preparar la bañera del bebé con agua tibia, entre 36-37ºC.

Una vez este todo preparado, nos disponemos a desnudar al bebé. Si todavía conserva el cordón umbilical, se debe preparar la bañera con menos agua para que  no quede sumergido durante el baño (puedes encontrar más información sobre los cuidados del cordón umbilical en esta página).

Baño del bebé

PASOS para bañar a un bebé

  1. Introducimos a nuestro bebé en el agua sujetándole firmemente por una axila, de manera que su cabecita quede apoyada en nuestro antebrazo.
  2. Le lavamos por la parte delantera empezando por el ombligo.
  3. Una vez hayamos terminado la parte delantera, le volteamos para que quede boca abajo, siempre sujentándole por la axila, con precaución de que la cabecita quede por encima del nivel del agua.
  4. Le lavamos entonces la cabeza y el resto del cuerpo, dejando para lo último los genitales, que siempre lavaremos de delante hacia detrás, es decir desde los genitales hacia el “culete”.
  5. Una vez hayamos terminado, le retiramos con agua el resto de jabón, y sujetándole con firmeza para que no se resbale, le llevamos a la toalla que tendremos preparada.
  6. Por último, secamos bien al bebé de forma suave,  prestando una atención especial a las zonas con pliegues, como son las axilas y las ingles.

Le podemos aplicar un poquito de crema hidratante o de aceite vegetal  y si es su momento, realizar el masaje infantil para ayudar a que se relaje. El mejor momento para el baño es al atardecer, para preparar adecuadamente el sueño del bebé.

Durante los primeros meses, el baño es muy rápido, aproximadamente unos 5 min. La razón es que su sistema de termorregulación es aún inmaduro y así conseguimos que nuestro bebé no pierda mucho calor. Conforme pasen los meses, se podrá aumentar la duración del baño y el bebé empezará a disfrutar de este momento con los juegos en el agua.